Símbolos de la revolución francesa

La Marsellesa

Allons  enfants de la patrie
Le jour de gloire est arrivé !
Contre nous de la tyrannie
L'étendard sanglant est  levé !
L'étendard  sanglant est levé !
Entendez-vous dans les campagnes
Mugir ces féroces soldats ?
Ils viennent jusque dans vos bras
Ecorger nos fils, et nos compagnes,

     Estribillo
   Aux armes citoyens !
Formez vos bataillons !
Marchons, marchons,
Qu’un sang impur abreuve à nos sillons !

Nous entrerons dans la carrière
Quand nos aînés n'y seront plus !
Nous y trouverons leur poussière
Et la trace de leurs vertus.
Bien moins jaloux de leur cercueil,
Nous aurons le sublime orgueil
De les venger ou de les suivre,

 
Rouget de L’ Isle (1792)

TRADUCCIÓN

Oír Marsellesa

 Badera Francesa

El emblema nacional de la V República, la bandera tricolor, surgió de la Revolución francesa con la unión del color blanco de la monarquía y del azul y el rojo de la ciudad de París.

Hoy la bandera tricolor ondea en todos los edificios públicos y se despliega en la mayoría de las ceremonias oficiales, civiles o militares.

Frigio

El gorro frigio, símbolo de libertad, formaba parte del atuendo de los esclavos liberados en Grecia y Roma. Con un gorro de este tipo se cubrían también los marinos y galeotes del Mediterráneo. Se supone que los revolucionarios del sur de Francia lo copiaron.

Guillotina

La guillotina es un instrumento de asesinato inventado y diseñado por J.J Guillotin. Dos montantes sostienen un travesaño del que pende una hoja metálica muy afilada (con forma de triángulo rectángulo, la hipotenusa es el filo).

Cocarde

Tres días después de la toma de la Bastilla, el rey, cediendo a la presión de Bailly, decidió viajar a París para saludar el nuevo municipio. Precedido de Lafayette, todo fringant sobre su caballo blanco, la carroza aprovechada de ocho caballos llegó lugar de Huelga delante de la escalinata del hotel de ciudad. La fachada se adornaba con banderas desconocidas donde se casaban tres colores: el blanco, símbolo de la monarquía, encuadrado por el azul y el rojo, color de la capital.

ASAMBLEA NACIONAL FRANCESA - 1789

Los representantes del pueblo francés, constituidos en Asamblea Nacional. considerando que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos del hombre, son las principales causas de las desgracias públicas y de la corrupción de los gobiernos, han resuelto exponer en una declaración solemne los derechos naturales, inalienables y sagrados del hombre, para que esta declaración, constantemente presente a todos los miembros del cuerpo social, les recuerde sin cesar sus derechos y sus deberes; para que los actos del poder legislativo y los del poder ejecutivo puedan en cada instante ser comparados con el objeto de toda institución política y sean más respetados; para que las reclamaciones de los ciudadanos, fundadas desde ahora sobre principios simples e incontestables tiendan siempre al mantenimiento de la Constitución y a la felicidad de todos En consecuencia, la Asamblea Nacional reconoce y declara, en presencia y bajo los auspicios del Ser Supremo, los siguientes derechos del hombre y del ciudadano: